Club de Fanáticos

Entérate de nuestras noticias al instante:

Francisco Micheli un propulsor

Hay hombres que nacen para ser recordados por siempre y esculpen sus nombres con letras de gloria en las páginas imborrables de la historia; tal es...
Por Héctor D. Núñez Mieses
Hay hombres que nacen para ser recordados por siempre y esculpen sus nombres con letras de gloria en las páginas imborrables de la historia; tal es el caso de Lic. Francisco Antonio Micheli Navas, quien viera la luz del mundo el día 27 de Agosto de 1908, en Licey, Provincia de La Vega, quedando huérfano de padre cuando solo había cumplido cuatro (4) años de edad, tuvo que enfrentarse a la vida (frente a frente) golpe a golpe, pero emergió triunfante.



Fue a vivir a Puerto Rico donde cursó sus estudios primarios, secundarios y comerciales, volviendo a su terruño 14 años después; en Puerto Rico se había desempeñado como Linotipista en el periódico El Día, como empleado del Royal Bank of Canadá de Ponce, fue transferido a la sucursal de Sánchez, Rep. Dom., pasando después al Royal Bank de La Romana.

El Lic. Francisco Antonio Micheli Navas se graduó de contabilidad avanzada en la Salle Extensión Universitaria, obtuvo la licenciatura de ciencias comerciales en la Universidad de Santo Domingo en el año 1957. Es el fundador de la Academia Comercial Santa Rosa en el año 1957, del Royal Bank pasó a prestar sus servicios al Central Romana donde laboró por más de 50 años. Desde encargado del departamento de colonos, hasta jefe de contabilidad, auditor interno, sub-contralor y asistente vicepresidente ejecutivo, entre otras posiciones, funciones que desempeñó con eficiencia y acrisolada moralidad.

Hijo del matrimonio contraído entre el señor Adolfo Micheli, de origen Italiano y la señora Georgina Navas, oriunda de Puerto Rico.

Desde pequeñó se inclinó por la práctica de los deportes desempeñándose muy bien en la receptoría, fervoroso fanático de los Leones del Escogido hasta que llegaron los Azucareros; en unas vacaciones que pasó en Puerto Rico en el año 1940 observó por vez primera un juego de Softball, quedando maravillado de dicha disciplina, obtuvo en Puerto Rico un bate y una bola y al regresar al país de inmediato inició la práctica de dicho deporte.

El 15 de Septiembre del año 1941, un grupo de entusiasmados Romanense se reunieron en la residencia del Lic. Micheli para discutir la introducción formal de ese deporte al país.

El día 12 de Julio del año 1942, se inauguró el primer campeonato de Softball en el país con Francisco Micheli a la cabeza, este campeonato fue patrocinado por el Central Romana y estuvo integrado por los conjuntos: Municipal, Romana Store, Central Romana y Demócratas de la Victoria, ganando estos últimos a la justa; no vamos a dar a conocer el roster de los conjuntos mencionados ya que son conocidos por la mayoría de los deportistas de esta ciudad pionera del Softball, gracias al Lic. Francisco Antonio Micheli Navas.

Hoy por hoy el Softball es una de las disciplinas que más se practica en el país.

Micheli fué electo por sus dotes y dedicación como presidente de honor del Décimo Ceremonial del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, acto que se efectuó el 23 de Octubre del año 1977, en Santo Domingo.

Micheli desempeñó cargos importantes en la Cámara Americana de Comercio y en el Club Rotario del cual llegó a ser Gobernador del Distrito, además fue presidente de la Fundación Pro-Deportes de aficionados, la cual desarrolló notablemente.

Miembro fundador de la Asociación Romana de Ahorros y Préstamos la cual representó en diversas reuniones dentro y fuera del país.

Francisco Micheli dejó de existir físicamente entre sus seres queridos el día 15 de Mayo de 1987, sus restos mortales fueron sepultados en el Cementerio Municipal de esta ciudad.

A la hora de su fallecimiento se desempeñaba como asesor del Central Romana y como delegado de los Azucareros ante la Liga Dominicana de Béisbol Profesional.

El Lic. Micheli será recordado por las generaciones presentes y venideras como una de las glorias del deporte Dominicano; ya su nombre fue escrito con letras de honor en el Estadio de Béisbol de esta ciudad y es un seguro miembro del Salón de la Fama, donde solo van los inmortales.

Por su sencillez, por su capacidad, por su moral y sobre todo por su amor y dedicación a los deportes, aunque haya dejado de existir físicamente, estará presente entre nosotros y en cada estadio que se juegue Softball por siglos imperecederos.

Honor a quien honor merece, honor a Francisco Antonio Micheli Navas, introductor y padre del Softball en la República Dominicana.
COMPARTIR:
Publicidad